domingo, 18 de septiembre de 2016

Hilos invisibles

Pues sí, resulta que llega ese momento para todas, o para todas las que quieren y pueden. Sí, sin casi darse cuenta, ya son madres, y eso supone un cambio radical. Ha sido un verano lleno de cambios, por unos u otros motivos, pero con un nexo común: sus bebés. Adaptaciones del espacio, noches de poco descanso, preocupaciones incontrolables (a veces exageradas porque son primerizas) y así, van disfrutando de cada nuevo gesto en la carita de esa criatura que ha estado creciendo dentro de ellas durante 9 meses (o un poco más, o un poco menos) y que hoy es la suerte de sus vidas.
La mía duerme dos horas del tirón, el mío tres, ayer soltó una carcajada cuando su prima la cogió, el mío es un bendito, se queda dormido apenas termina su bibe, la pediatra dice que son gases, este es que tiene el sueño cambiado, la manzanilla aún no se la doy, es demasiado pequeñita...conversaciones de madres que se entregan y se entregarán al cuidado  de ese bebé con la mezcla justa de ilusión, nervios y alegría propia de lo que te llega porque lo has buscado...junto a la persona que amas.
Creo en ellas porque sé que son fuertes y sé que sirven de ejemplo, igual que nuestra madre lo es para cada uno. Son mis amigas, han vivido juntas sus meses de embarazo y ya ¡son madres! Eso las hace aún más especiales de lo que ya eran, y, paradójicamente, también las iguala a muchas otras mujeres. Cada una lo hará a su manera, pero serlo hace que se cree un hilo transparente de complicidad con el resto de madres del mundo. Y no hablo del grupo de whatsapp ese que dicen que tienen todas las de los niños de una misma clase...no, por Dios, no es eso. De qué sensaciones se compone ese hilo que las conecta difícilmente podría yo explicarlo aquí, pues, para eso, tendría que convertirme en una de ellas también. ¿Quién sabe? Ojalá pueda explicarlo algún día. Creo que lo soy, pero aún no me he convertido en madre. Tú también lo eres y lo sabemos las dos. Solo nos falta convertirnos...
Ese hilo no, pero tengo otros de todos los colores, que junto a telas, acericos, dedal, imaginación y mucho amor he ido disponiendo con mimo, para crear algo con mis manos y mi corazón. Algo para ellos, los bebés, pero también para ellas. Porque siempre lo he tenido, pero últimamente ese instinto está a flor de piel. Salen cositas de mi cabeza, las transformo en algo material, que está impregnado de todo mi cariño, sensibilidad y amor absoluto hacia vosotras,...al fin y al cabo, vosotras y vuestros bebés son los que lo habéis inspirado, y eso le otorga otra naturaleza diferente. Para algo más que para coser un bajo de un vaquero tienen que haberme servido las mañanas de verano en corte y confección en casa de mi tía Mercedes. 
Os quiero, "churris".




p.d. Disfruté como una enana pintando vuestras barrigas. Mil gracias por dar rienda suelta a mi imaginación, y siempre, por confiar tan plenamente en mí. 

domingo, 17 de julio de 2016

Asignatura pendiente...

Desde hace tiempo me rondaba hacer esto. Pasan los días, y los años, y era una especie de asignatura pendiente. Quería hablar de ti aquí, de ti: Mona Moon, la artista antes conocida como Carmen Gómez.
Para quien no lo sepa, es mi prima, mi primica hermana, y, lo cierto es que desde que tengo uso de razón (si es que lo tengo), la recuerdo cerca de mí. En la escuela, en EGB, esa que nos enseñaba tanto y que nos ayudó a ser como somos, a valorar el paso por ella, y a todas las maestras y maestros, que pusieron su granito de arena para que al final optemos por el camino que optemos, nos sintamos orgullosos de quienes somos, por encima de lo que hagamos para ganarnos la vida.
La recuerdo también en todos los cumpleaños, esos que se celebraban solo con chocolate y bizcocho casero, en los garajes de las casas (en la mía siempre se llamó "el almacén"), pero con mucha familia alrededor y muchos juegos en la calle; en reuniones de Tupperware...en mi familia fueron muchas, y era momento de encuentros entre primas, madres, primos,.. "Mi infancia son recuerdos/de reuniones de Tupperware"...me encanta decir esto.
La recuerdo en aquellos domingos de verano en que todos nuestros mayores se ponían de acuerdo para pasar el día en el arroyo de Celín...lo más parecido a un parque temático que teníamos por aquel entonces. Y uno de los momentos más esperados de las vacaciones: los baños en Punta Entinas, o en Percheles; el coche lleno hasta los topes y carretera hacia la playa...y con la sal puesta y la arena en los pies vuelta a casa antes de comer. 
La recuerdo en todos y cada uno de mis días, porque estábamos muy cerca, y aunque no estuviéramos cerca, estábamos juntas. En el instituto, en la universidad, en su proyecto de fin de carrera, en sus prácticas en una piscifactoria, también cuando llevaba el coche lleno de colmenas para la lucha integrada en agricultura, en diversas situaciones de diferente índole en las que siempre la vi dar lo mejor de sí misma. A pesar de la dureza de algunos de esos trabajos y de algunos malos tragos, porque, también hay que decirlo, tiene un imán para desafiar continuamente la Ley de Murphy...siempre la vi afrontar los vaivenes con determinación, con valentía y con optimismo.
Un día decidió matricularse en la Escuela de Artes, y, no contenta con ir ella también nos arrastró a Tomás y a mí. Debo decir que, salvo alguna excepción, siempre me he dejado convencer por sus ideas, por sus sugerencias,...que no sé decir que no ¡vaya! Y aunque yo no terminé mi ciclo, fue una experiencia inolvidable, recomendable al 100%.
Pero ella sí lo terminó, con muy buena nota, además, y, con la ilusión y entrega propias de una cría pequeña, decidió ser Mona Moon, la artista antes conocida como Carmen Gómez, dando así a su vida un cambio radical. 
Hoy día está muy de moda eso de decir "jóvenes emprendedores que apuestan por su negocio", o "el futuro está en las pequeñas empresas",...Yo no estoy hablando del esfuerzo que supone crear una empresa para obtener beneficios cada vez mayores, no, para mí el valor de la hazaña de Carmen Gómez (o Mona Gómez, o Carmen Moon) está en apostar por tus ideas, por tu creatividad y por tu capacidad para desarrollar un producto que no es solo un producto, sino algo que se convierte en arte desde el momento en que surge en tu cabeza, y ser capaz, también, de darle a esa especie de "hijo" un valor en el mundo comercial, vender tu marca, tu sello, como si no hubiera otro igual, (de hecho, no lo hay)...eso es lo que más admiro. Creer en ti misma hasta ese punto, e ir dándole un poco en las narices a quienes consideraran en un primer momento que llevar a cabo tal empresa era poco menos que una locura. 
Tener el empuje, las ganas, pero sobre todo, la ilusión, la que veis todos los que la conocéis, cada vez que aparece. Porque si hay alguien que transmita ilusión en todo lo que hace esa es mi primica hermana. El movimiento se demuestra andando, pero en ella, más bien será creando. 
Y así,...descubres que aquella que estuvo a tu lado desde que tienes uso de razón, no solo en los momentos buenos, sino en todos los momentos, ahora es una mujer luchadora, fuerte, risueña, bonita,...capaz de transmitir esa fuerza no exenta de bondad, claro está, cargada de valentía, y que ahora vive en una "luna" que es tan mona como los bolsos que fabrica en ella, perdón, que crea. Y los crea con la maestría y el empuje de quien se siente diferente y sabe que es original. Una suerte asistir desde tan de cerca a todos tus logros, y ser parte de aquello que es tu sueño. Te mereces lo mejor. Te quiero. 
Larga vida a Mona Moon, larga vida a Carmen Gómez.

martes, 9 de septiembre de 2014

Creer y crear...


Porque a veces pasa, y cuando pasa hay que ser lo suficientemente inteligentes y fuertes como para dejarse caer hasta el abismo y ahí, en ese pozo oscuro y solitario, tener agallas para levantarse, y rasgarse los nudillos del corazón hasta salir a flote. El corazón lo soporta todo y esa es la razón por la que se nos pone a prueba...las pruebas de la vida, las pruebas del corazón, los momentos en el pozo son imprescindibles: ¿cómo si no vamos a demostrarnos a nosotros mismos hasta dónde somos capaces de llegar por amor? Ese amor que nos une y nos separa, nos hace llorar de alegría, o reír de pena, sí, porque de pena también se ríe...porque por encima de los miedos, de esas decepciones, estamos nosotros mismos...y reírse de todo es casi siempre una buena solución.
Luego, arriba, y ya con luz, cuando todo se va poniendo en su sitio, descubrimos que, efectivamente, lo hemos logrado, porque todo está en la mente, y porque somos capaces, capaces de todo. Se puede conseguir, se puede volver al principio y eso no supone estar estancados, no, mi ángel...Se puede estar ciega y verlo todo blanco al mismo tiempo, o volver a verlo claro de repente. Los daños se pueden reparar...las palabras devuelven los malos pensamientos al lugar del que no deberían haber salido nunca, y es tan fácil que parece muy difícil. Pero al final solo se trata de hablar, de emitir mensajes  _da igual cómo_ yo soy más de escribir, pero el medio no es lo importante. Lo más importante es ser conscientes de que las palabras que decimos son tan importantes como las que recibimos. Nadie tiene más derecho, no se trata de hablar más, se trata tan solo de escuchar lo que nos tengan que decir...aceptar que somos humanos, y que podemos reírnos de todo esto. Y avanzar...avanzar volviendo al principio, ...¿y qué si se vuelve al principio dieciséis años después? ¿Es que acaso no podemos ser capaces de hacer magia sin ser magos?
Tan fácil como creer y crear...
 

miércoles, 11 de julio de 2012

ABIERTO POR VACACIONES

Sí, es posible que haya alguien (si es que hay alguien ahí) que se acuerde de mi familia por hablar de vacaciones.
 El caso es que las vacaciones te dan el tiempo que necesitas para crear, para hacer lo que te apetece, para escribir algo... Aunque esta entrada es solo un comentario sin más. Solo es un apunte para que quede constancia de lo que estoy a punto de hacer contigo ¡por primera vez!...Por increíble que parezca...Para que quede reflejado en este diario-cuaderno de reflexión-escape-rincón de la blogosfera _el nombre es lo de menos_  lo que está por venir...y porque me apetece expresarlo así.

Para ilustrar lo que estoy diciendo (con cierta torpeza, será por las vacaciones que hacen que la mente esté más perezosa) basta con admirar esta preciosa foto de alguien muy especial...pues ya se sabe que una imagen vale más que mil palabras...
Foto realizada por La Pipa
Gracias por prestármela, sabía que, algún día, encontraría una forma de hacerla mía. Me encanta.

 

lunes, 7 de mayo de 2012

48 horas CON ESTRELLA


Sacar las entradas cuando no sabes a quién vas a ver...es lo de menos. Algo que empieza a ser una tradición, y de esas que gustan porque no requieren ningún esfuerzo. Cada SOS es diferente, sorprendente, único, irrepetible, inigualable, hasta para los más escépticos...

Lo mejor: NO TENER NINGUNA EXPECTATIVA. Dejarse llevar por la improvisación, hay horarios pero no para los que vamos sin pretensiones...nada de programar, para eso ya está el resto del año.

Es una sensación inexplicable, y por eso, no la explicaré.

Soy la primera que lo defenderá siempre...Y eso no significa que no escuche a Machín...
Tengo una pulsera en mi muñeca que me recuerda lo bien que me lo pasé.
Reconocer que el POP puede darte buenos momentos. Nada de escopeta esta vez. La música, la gente, y nosotros...así.
Es uno de mis vínculos con Murcia, entre muchos otros que no quiero perder.
Llevo tres años yendo e iré con quien quiera venirse conmigo...

Lo único imprescindible es que no tengas prejuicios y te dejes llevar.

Asumir que puede gustarte lo que escuchas independientemente de que sean o no aceptados por la crítica, tenga mayor o menos éxito...¡ridiculeces! Para gustos los colores, y en el SOS, siempre se descubre algo con lo que no contabas, es mejor no contar...

                     PEDAZO TEMAZO

Lecciones de vida, con una banda sonora distinta para cada momento. Disfraces variopintos y ganas de bailar, de reír, de disfrutar...Todo eso es el SOS, y mientras sigan encendiéndose los focos, allí estaremos. Nos esperará el POP, y la gente...

lunes, 23 de abril de 2012

AFRODITA

Dame mil besos, luego cien, después otros mil, luego cien más, luego mil, después cien; por fin, cuando hayamos sumado muchos miles, embrollaremos la cuenta para no saberla y para que ningún envidioso nos pueda echar mal de ojo cuando sepa que nos hemos dado tantos besos.


Me acerqué mucho, tanto, que a esa mínima distancia tus ojitos eran solo uno, y podía oler ese aroma a fresa en tu piel...un roce suavísimo lleno de sensualidad, lleno de verdad.

-Hueles a fresa- te dije.

-¿Pues no era a chocolate?

-No, ahora hueles a fresa.

¿Cómo puedo explicar esa identificación entre lo que eres para mí y un olor, o un sabor? Dicen que lo que saboreamos sabría diferente si no lo oliéramos antes, o si simplemente no lo oliéramos. Y seguro que es verdad...

¿Por qué un beso tiene olor y sabor? ¿Por qué hago estas asociaciones entre verbos de cocina y verbos de amor? Quizá sea por Afrodita...

Porque seguramente el amor también alimenta, y tu sabor me resulta tan dulce como el chocolate o la fresa, o los dos. Seguramente...

El beso debe ser sonoro. Su sonido ligero y prolongado, se eleva entre la lengua y el borde húmedo del paladar, producido por el movimiento de la lengua en la boca y el desplazamiento de la saliva provocado por la succión.

Un beso dado en la superficie de los labios y acompañado por un sonido como el que hacemos para llamar a un gato, no da ningún placer. Tal beso está bien para los niños, o para las manos. El beso descrito antes (...) provoca una voluptuosidad deliciosa. Te corresponde aprender la diferencia.

 


domingo, 15 de abril de 2012

RENACIMIENTO...


Entra en ti, un cosquilleo molesto, un nanosegundo y se desparrama por la nariz precipitándose hacia el pañuelo que, rápidamente, acudió al rescate del viscoso líquido...sí, así es LA PRIMAVERA. ¡ACHÍS!
No llueve, más partículas de polvo en suspensión causantes de las incómodas alergias...así es LA PRIMAVERA.
Una estación traicionera que hace que los campos estén radiantes y algunos sujetos ardientes. Es lo que tiene este mundo vertiginoso. Así es LA PRIMAVERA...
Pero la primavera también es un año más, un añito más así en esta historia, y ya se sabe, eso es algo que nos gusta. A mí la piel de pronto me habla, y me lo dice, y ese mariposeo interior que no puedo describir con palabras se repite abril tras abril...y me encanta. Después de la lana cubriendo el cuerpo, después de la estufa, de la manta, del gris instalado en el tejado del cielo, llega ella, y entonces, recogemos y nos pincha la ropa, ya se puede andar descalza _bueno, lo haces siempre_ y los hombros aparecen para dejarse acariciar por el sol, y el atardecer es más tarde, y hay más tiempo para ver el atardecer...y al amanecer no hace frío...Hay un momento en que ya no duermo con calcetines _bueno, duermes sin ellos siempre_ y eso es porque ha llegado ya. Así es LA PRIMAVERA...Es como un pequeño renacimiento cada año...
Alergias, antiestamínicos, resfriados, y más malestar...pero también calor, amor, humor y más tiempo en la calle, más vida, más risa, más día, más tacto, más piel, menos ropa, más calor, cosquilleo, pies descalzos, y el anuncio de que el verano está a punto de venir...igual este sí es un verano bronceado, como las minas de Rodalquilar...para ti y para mí, un pequeño renacimiento...